Páginas vistas en total

domingo, 26 de julio de 2015

Pendolistas de Luz Fotógrafos de Saltillo 1846-1920



Dar click para ver video
https://www.youtube.com/watch?v=lL7xYtLh8gI

Vamos a hacer composta

Sencillo manual para hacer composta, ayudarás al medio ambiente y fortalecerás el suelo con nutrientes naturales, es muy fácil decídete a contribuir y hacer algo por tu casa que es la tierra, es el único lugar donde podemos vivir.
Manual diseñado hace algunos años pero esta vigente, espero que te sea de ayuda.

Lo puedes utilizar para tu beneficio como complemento educativo, pero sin fines de lucro, toda reproducción requiere permiso del administrador de esta Blog.
Derechos Reservados.

Portada





 





                                                                 

  
                                                                  


                                                           



Postal del Cine Marycel Saltillo, Coahuila 1930


El cine Marycel lo construyó su propietario el empresario de origen catalán Juan Gallart Salgas. 
El bello inmueble  se terminó en la ciudad de Saltillo, Coahuila, a finales de la década de los años veinte del siglo XX. 
Su estilo arquitectónico muestra claros siglos del Modernismo Catalán.
Este espacio de entretenimiento funcionó durante corto tiempo, puesto que sufría los embates del monopolio en la distribución de películas de sus ferreos competidores la compañía de Alfonso  Rodríguez y Hermano.   




martes, 30 de junio de 2015

México Fotográfico II

Demetrio Sánchez Ortega, originario Huatusco, Veracruz, donde nació el 22 de diciembre del año de 1898, fundó la empresa México Fotográfico, firma que produjo una gran inmensa cantidad y vasta producción de postales de  diversos paisajes de ciudades de la República Mexicana, las cuales servirían  de promoción turística para nuestro país.
Sánchez Ortega dejó su natal Veracruz emigró a la ciudad de México trabajó como agente viajero de la cervecería Moctezuma, seguramente fue en este trabajo que le permitió conocer muchas ciudades del país y más tarde le serviría para iniciarse en la fotografía.
La empresa de México fotográfico nace alrededor del año de 1925,  ubicada en la Calzada de Guadalupe, Villa de Guadalupe, México D. F. continuó una extensa producción de postales de casi todas las ciudades del país de lugares de interés turístico y otros no tanto, pasaron por su lente calles, templos, paisajes, caminos, ríos, antes de terminar la década de los años ochenta  la empresa dejó de producir estas imágenes.
Las primeras postales que producía MF, se hacían de manera artesanal, eran pintas a mano, muchas de ellas de manera burda, muchas imágenes ilustraron el suplemento semanal Jueves del periódico  Excélsior editado en la ciudad  de México
El artífice de México Fotográfico fue Don Demetrio,  cosas extrañas de la vida, sus ojos que vieron cientos de miles de imágenes de nuestro país, se fueron apagando poco a poco, Demetrio Sánchez Ortega quedó totalmente ciego, murió el 27 de enero de 1979.[1]


Calle Aldama, Saltillo, Coahuila  1930

Colegio Roberts, Saltillo, Coahuila  1935

Calle Padre Flores Gaona Saltillo, Coahuila. 1935

Fachada Catedral, Saltillo, Coahuila 1932





[1]  Defensores del Patrimonio Cultural, Histórico y Natural de Huatusco A.C. Lic. Miguel Ángel Flores Rodríguez

viernes, 19 de junio de 2015

PROCESOS Y FORMATOS FOTOGRÁFICOS DEL SIGLO XIX


Durante el siglo XIX en México, se popularizaron muchos procesos y formatos, los más populares, fueron estos cinco
Imágenes en láminas de cobre
El año 1839, como ya lo dijimos es reconocido como comienzo de la historia de la fotografía moderna, a pesar de que muchas personas habían estado trabajando en diversas técnicas durante casi 30 años antes de esta fecha. Fue Louis Jacques Mandé Daguerre, artista y productor de teatro comercial, el que trabajó durante diez años mejorando en un método desarrollado por Nicéforo Niepce.

El daguerrotipo se convirtió en un éxito comercial inmediato en todo el mundo. En el mes de diciembre del año de 1839 llega a Veracruz el primer daguerrotipísta, al transcurrir de los siguientes treinta años florecieron decenas de negocios de fotografía en la República Mexicana. El daguerrotipo fue el principal medio de la fotografía y reinó hasta finales de 1850
Imagen sobre el vidrio
En el año de 1854, surge un proceso alternativo al daguerrotipo que resultaba caro y difícil, James Cutting, un americano, patentó este nuevo proceso que producía una imagen muy atractiva en el vidrio. Una pieza de alta calidad del vidrio se trató con un colodión sensible a la luz, y luego se expuso en una cámara. La imagen revelada fue un negativo de cristal.

La vida útil del ambrotipo fue históricamente corto, rara vez se ven estas imágenes a partir de mediados de los años 1860, sin embargo, se produjeron una vasta colección de bellas imágenes.
Este procedimiento para la obtención de imágenes fue inventado por Gustav le Grey, se llama colodión húmedo porque la placa permanecía húmeda durante todo el tiempo de toma y revelado de las imágenes. Los fotógrafos tenían que  cargar un pesado laboratorio fotográfico para preparar las placas antes de cada obtención de las imágenes, para luego revelarla inmediatamente. Los fotógrafos además del pesado equipo y las múltiples sustancias químicas, cargaban e instalaban tiendas de campaña donde hacían el revelado.
A partir del año 1855 el colodión se impuso entre una gran cantidad de fotógrafos que adoptaron este procedimiento, en la década de 1880 su uso empieza a ser desplazado por otros procedimientos  de las placas secas de vidrio al gelatino-bromuro.

El ferrotipo fue patentado en 1856 por el profesor de química Ohio Hamilton Smith, este proceso no fue particularmente nuevo, sino más bien producto de la evolución de experimentos anteriores y procesos comerciales existentes.
La obtención del ferrotipo era esencialmente el mismo  proceso que el utilizado para los ambrotipos, pero la superficie de la imagen era de hierro en lugar de vidrio. Muchos coleccionistas y comerciantes a menudo confunden los ferrotipos con los ambrotipos.

El ferrotipo en realidad es una placa de hierro que ha sido recubierto con una laca de color negro. Esta laca proporciona una superficie lisa sobre la que se plasma la imagen e impide que el hierro se oxide. Este proceso fotográfico fue el más duradero y exitoso del siglo XIX, a pesar de su popularidad fue superado por nuevas imágenes de papel en la década de 1860, se sigue produciendo hasta principios de 1900.

Cianotipos
Procedimiento fotográfico monocromo, so obtenían  copias en color azul, llamada cianotipo blueprint, en inglés se utilizó mucho en las copias de planos de arquitectura, hasta que aparecieron las copias heliográficas. El astrónomo inglés Sir John Herschel inventó este procedimiento, Herschel lo ideó, pero fue la botánica británica Anna Atkins, la que lo puso inmediatamente en práctica. Atkins publicó una serie de libros documentando helechos y otras plantas, cuyas ilustraciones eran copias azuladas o cianotipos.

Impresiones al carbón
Fueron patentados  Joseph Wilson Swan, La impresión al carbón  consiste en sumergir una tela o papel en una solución coloidal de dicromato de potasio para obtener su sensibilización a la luz. Está considerado como un tipo de impresión noble. Esta solución incorpora además carbón, gelatina y colorante.

El uso generalizado del vidrio como negativo fue introducido por Abel Niépce, primo de Nicéphore Niépce, que publicó sus experiencias en el mes de octubre de 1847 en Comptes Rendus. Después de batir la clara de huevo, de donde procedía la albúmina, ésta se extendía sobre la superficie de la placa de vidrio y se dejaba secar. El procedimiento permitía preparar la placa con una quincena de días de anticipación a su uso. Cuando debía ser utilizada se sensibilizaba con una solución de nitrato de plata. Fue utilizado durante pocos años a causa del elevado tiempo de exposición que requería, de 10 a 20 minutos, lo que explica su uso muy centrado en fotografía arquitectural.

George Eastman (1854-1932) establece en Rochester, Nueva York la Eastman Dry Plate Company. También fundó la Eastman Kodak Company y es el inventor del rollo de película, que sustituyó a la placa de cristal, con lo cual consiguió poner la fotografía a disposición de las masas.

Geroge Eastman registra la marca Kodak y recibe una patente para su cámara que usaba el rollo de película. Ese mismo año lanza al mercado la cámara Kodak 100 Vista, que utilizaba carretes de 100 fotos circulares y para cuya campaña de promoción acuñó la frase: “Usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto”. Lo más importante es que a partir de este momento ya no se requerían grandes conocimientos en fotografía o la utilización de productos químicos. Esta cámara se vendía ya cargada y lista para realizar las fotos. Una vez usada, se devolvía a la casa que extraía el carrete, revelaba las fotos y las devolvía junto a la cámara otra vez cargada. Los precios que hoy nos resultarían muy económicos, unos veinticinco dólares la cámara cargada y el carrete cargado y revelado solo costaban diez dólares, para la época era una fortuna. La novedad se impuso y supuso que el uso de la fotografía se pudo extender a toda la población, es por tanto el momento de la popularización de la fotografía.

El creador de la marca Kodak, la palabra por cierto no significa nada, Eastman la inventa para que pueda ser pronunciada en todos los idiomas; otra importante innovación, es que cambia el carrete de papel por uno de celuloide y unos años más tarde elimina la incomodidad de tener que devolver la cámara entera, al comenzar la comercialización de un carrete protegido que permite su colocación y extracción a la luz del día. Es en estos años cuando surge la fotografía de aficionado tal y como la conocemos en la actualidad.
Eastman se hizo multimillonario gracias a sus innovaciones, invirtió grandes sumas de dinero en diferentes obras benéficas, su inestabilidad psíquica le llevó al suicidio, tras padecer una enfermedad degenerativa que le impedía caminar. Dejó una nota suicida: “A mis amigos: mi trabajo está hecho, ¿por qué esperar?”, en inglés: “To my friends: My work is done. Why wait”.

Imágenes sobre papel


La albúmina se obtenía a partir de batir claras de huevo con sal, dejándola reposar hasta que se volvía nuevamente líquida. A continuación, utilizando un papel extremadamente fino se empapaba de albúmina, se dejaba secar y se sensibilizaba con un baño de plata, que reacciona con el cloruro formando cloruro de plata[1].
La exposición se realizaba por contacto directo del negativo con el papel expuesto a la luz solar, con lo cual se obtenía una imagen positiva, la imagen esta se lavaba con agua, se fijaba tiosulfato.

Tarjeta de visita, carte de visite  
Producto fotográfico muy popular comercializado  durante  los años de 1859 en adelante hasta casi finales del siglos XIX, la Carte de Visite llamada Tarjeta de Visita, en nuestro país se lo conoció como tarjeta imperial, ya que llega en tiempos del Imperio de Maximiliano de Habsburgo. Este formato fotográfico para retratos de estudio fue patentado en París por el fotógrafo Disdéri en 1854, con el nombre de "Carte de visite portrait photograph" (retrato fotográfico en tarjeta de visita).

La tendencia en la evolución de la fotografía se volvía cada vez más simple a los procesos anteriores, el CDV era más fácil y más económico de producir que el ferrotipo ya que la imagen se estampaba sobre papel de alta calidad, se recubría con la albúmina de la clara de huevo y luego se sensibilizaba con una solución de plata. Este proceso presentaba tonalidades  amarillas, sepias y marrones, con la invención de este producto fotográfico se logró una imagen de mayor calidad al consumidor, elegante, en su proceso eran más fáciles de manejar pero sobre todo resultaron las más económicas.

  
La tarjeta de gabinete o cabinet card
La tarjeta de gabinete era una versión más grande, más refinada a diferencia de la Carte de visite, Esta presentación de fotografía casi siempre se montaba  sobre una superficie de cartón rígido mediadas, 6 ½ "x 4 ¼" pulgadas en la parte de abajo aparecía la firma del fotógrafo, un emblema y la ciudad donde era originario el estudio fotográfico o donde se había obtenido la fotografía. La tarjeta de gabinete fue muy popular desde el momento de su introducción en 1866, siguió su popularidad  hasta alrededor de 1900. El tamaño se introdujo para revitalizar el negocio del retrato más grande que la tarjeta de visita.

Este nuevo formato emplea los mismos pasos para hacer la Carte de Visite, fue introducido a finales de los años 1860 en Inglaterra, pero no ganó mucha atención en los Estados Unidos hasta mediados de 1870. Si bien se trataba de una imagen más grande que el CDV, no ofrecía mucha diferencia en la calidad, fue  hasta mediados de la década de 1880, cuando la calidad en los nuevos papeles fotográficos y las mejoras de la cámara, lograron su aceptación popular.


El estereoscopio es un dispositivo para la visualización de  imágenes dobles separadas, de la misma escena como una sola imagen tridimensional.
Un estereoscopio está provisto de dos lentes uno para cada ojo,  hace que la imagen vista  parezca más grande y más distante, da la sensación de tres dimensiones.





[1] Información tomada del Manual para la gestión de fondos y colecciones fotográficas de Joan Boadas, Lluís-Esteve Casellas y M.Àngels Suquet. Centre de Recerca i Difusió de la Imatge (CRDI). Ajuntament de Girona.

INICIOS DE LA FOTOGRAFÍA

¿Qué es una fotografía?


El término fotografía proviene del griego y se compone de dos palabras: foto del griego Phos, que significa luz y grafía que se traduce como escribir, dicho en otras palabras, fotografía es aquello que se escribe o se grafica con la luz.

Una fotografía tiene muchas acepciones y significados. Empezaremos por las más simples: es la técnica -refiriéndonos a sus inicios- para la obtención de imágenes por la reacción química que infiere la luz sobre una superficie sensible a ésta, llámese placa metálica o papel con sustancias químicas que reaccionan a la luz.

Las imágenes pueden obtenerse a través de diferentes técnicas y procedimientos, ya sea mecánicos, químicos, físicos y recientemente electrónicos, por la acción de la luz y se pueden plasmar sobre diferentes superficies o tarjetas de memoria en el caso de la fotografía digital. De entre todos estos procesos el principio básico es el mismo, la cámara oscura, en la que se proyecta una imagen captada por un pequeño agujero sobre la superficie opuesta, otra cuestión muy importante. La fotografía tiene una característica muy sencilla, con un dispositivo mecánico o electrónico, capturar en milésimas de segundo un instante único e irrepetible en el tiempo.

En la antigua Grecia, en el siglo III a. de C. Aristóteles construye la primera cámara oscura que conocemos, con el propósito de hallar una explicación al fenómeno de la luz. La cámara obscura consiste en un compartimiento cerrado, cuadrado, con un orificio en una de sus paredes, al pasar la luz por el orificio proyecta una imagen invertida en la pared opuesta, el tamaño de la imagen aumenta en relación al aumento de la distancia entre la pared del orificio y la pared opuesta donde se proyecta la imagen, esta cámara era usada para ver eclipses y las que se construyeron portátiles eran herramienta básica para pintores del Renacimiento, paisajistas y retratistas que la usaron para plasmar imágenes, las imágenes estaban siempre invertidas. Para el siglo XVI, el físico napolitano De la Porta probó con una lente biconvexa, lupa, y esta invención permitía ver las imágenes con mayor nitidez y luminosidad. Esta aportación permitió un gran desarrollo para la fotografía ya que marcó el principio de lo que ahora conocemos como objetivo de la cámara, más tarde se hicieron mejoras a la cámara oscura añadiéndosele un espejo para corregir la imagen invertida, algo así como lo que hoy en día vemos por el visor de una cámara réflex.

Muchos pintores utilizaron la cámara oscura como apoyo al realizar sus trabajos, entre ellos Canaletto, Durero y Da Vinci, ya que la perspectiva que daban a sus cuadros era conseguida gracias a la cámara obscura.

Uno de los precursores de la fotografía fue el inglés Thomas Wedgwood, (1771-1805) quien hacía "imágenes al sol" de la colocación de objetos opacos en el papel tratado con nitrato de plata; desafortunadamente las imágenes se deterioran rápidamente. La labor de Wedgwood fue importante por ser pionero y por su contribución al desarrollo de la obtención de imágenes, dedicó su esfuerzo a desarrollar un método para copiar las imágenes visibles químicamente en medios permanentes.

Cámara obscura













  Cámara obscura como apoyo  para artistas


El invento de la fotografía requirió de mucho tiempo, así como entender los efectos que tenía la luz sobre algunos materiales. Hace miles de años, las antiguas civilizaciones ya habían notado cómo los textiles y diferentes telas se decoloraban expuestas a la luz solar, pero este fenómeno fue comprendido mucho tiempo después. En los años de 1724, Heinrich Schulze (1687-1744), trabajaba con sales de plata y notó como éstas cambiaban de color cuando se exponían a la luz, descubrió que al verter en una botella yeso, plata y ácido nítrico, luego de agitar profusamente la mezcla ésta cambiaba a color oscuro la parte expuesta a la luz, a este descubrimiento lo denominó Scotophorus, que significa generador de oscuridad, por contraste a Phosphoruso, generador de luz. Este descubrimiento sería sólo la base y el principio de muchos otros trabajos que necesitaría la fotografía.

El invento de la fotografía no se debió a la casualidad fueron muchos los científicos y artistas que contribuyeron, pero la historia les da el lugar al francés Joseph Nicéphore Niepce como el inventor de la fotografía y al inglés Henry Fox Talbot. Niepce conocía de los experimentos de sus antecesores como el de Schulze, y construyó con madera una cámara obscura, en un cuarto sin luz vertió sobre un papel cloruro de sodio y sales de plata, luego metió el papel a la cámara y la expuso para lograr una imagen, pero el efecto de estas pruebas resultaba en imágenes obscuras, es decir con los tonos invertidos o imágenes negativas. Previamente había intentado mejorar las placas de litografías. Los artistas de la época ponían asfalto en las placas, pero Niepce colocó asfalto en una lámina en lugar de las sales de plata, encima colocó una silueta transparente y lo expuso al sol. La idea y el experimento funcionaron y con este invento pudo copiar obras de arte. En su natal Francia, para el verano del año de 1826, Niepce logra un mejoramiento en la obtención de imágenes: capturó la imagen reflejada de la luz, en su cámara obscura colocó la placa sensibilizada en la parte posterior al orificio frontal de la cámara, ésta la puso en la ventana de su estudio y durante ocho largas horas expuso lo que se veía a través de su ventana, muchos consideran esta imagen como la primera captada en el mundo, a este logro lo denominó heliografía.




Vista desde la ventana en Le Gras, fotografía permanente más antigua que se conserva.
Fotógrafo Joseph Nicéphore Niépce
Paris, Francia.
Ca  1826.
Col. Harry Ransom Humanities Research  Center en la Universidad de Texas en Austin.

Después de su gran descubrimiento Niepce recibe una carta proveniente de París de un desconocido, quien se interesaba en el secreto para obtener una heliografía. El desconocido expresaba en la misiva que él también estaba haciendo experimentos para la obtención de imágenes en base a la luz, Niepce temeroso de que le fueran a hurtar sus ideas e inventos, mandó investigar al autor de la carta quien firmaba con el nombre de Daguerre.

Niepce durante un viaje a Londres hace una escala en París, para visitar sorpresivamente a aquel desconocido que le había escrito la carta meses atrás. Se trataba de Louis Jaques  Daguerre, quien era un respetado crítico de arte y socio de una galería que se denominaba Diorama. Un negocio exitoso que había hecho de Daguerre un personaje rico y famoso en la ciudad de París. Los visitantes a Diorama, se sorprendían al ver cómo los paisajes pictóricos se transformaban debido a los efectos de la luz y de los lienzos pintados con pinturas fosforescentes. Para lograr este fenómeno, Daguerre había utilizado la cámara obscura para dibujar con perspectivas correctas los grandes lienzos, utilizando lentes que su optometrista le había vendido.
El encuentro de Niepce y Daguerre  tuvo lugar en enero de 1827. Daguerre era un tipo encantador, carismático se había movido en el mundo del teatro y sabía cómo conducirse y lograr lo que quería, Niepce quedó muy impresionado con la personalidad y el trabajo que realizaba Daguerre y a pesar de que un mal negocio había dejado en bancarrota a su familia, Niepce estaba decidido a seguir con sus experimentos.

Las personalidades de Nipece y Daguerre eran muy diferentes contrastaban casi en todo Niepce era modesto, educado y confiable. Por otro lado, Daguerre era exhibicionista y tiraba a lo corriente. Niepce era un científico, mientras que el otro apenas había alcanzado los estudios mínimos; la falta de educación era lo que no le permitía a Daguerre avanzar en el campo de la investigación.
Niepce continuó trabajando y en el año de 1829 notifica a Daguerre que había logrado fijar una naturaleza muerta con su cámara, la intención de Niepce era dar a conocer los resultados mediante una publicación. Daguerre convence a Niepce de retrasar la publicación hasta que quedara perfeccionado el proceso y le ofrece una lente tres veces más rápida de la que tenía Niepce. Los argumentos vertidos en la carta de Daguerre, convencieron a Niepce de no publicar su descubrimiento.
En ese entonces Niepce tenía sesenta y cuatro años de edad, se había agotado de tanto experimentar y pasaba por apuros económicos. Habían pasado trece largos años desde que iniciara los experimentos, convencido que le sería muy difícil obtener imágenes con una lente de buena calidad. Por el contrario Daguerre tenía cuarenta y dos años, estaba lleno de energía y con una posición económica desahogada, estaba seguro que la Heliografía de Niepce le daría dinero como lo había hecho el Diorama para él.

En ese año de 1829 ambos firman un contrato de sociedad, “Nipece y Daguerre”, por diez años. Los siguientes cuatro años ninguno de ellos había hecho una aportación o descubrimiento significativo. En el año de 1833, Niepce repentinamente sufre un ataque y muere, su hijo Isidoro Niepce se ve obligado a vender los bienes de su padre por la deuda que había acumulado, hereda la participación de la sociedad que había firmado con Daguerre. A los dos años de la muerte de Niepce, Daguerre escribe una carta a Isidoro Niepce, donde relata que había descubierto un método nuevo para obtener imágenes con la cámara. Daguerre trató una lámina de cobre con sales de plata, la puso en la cámara, luego la expuso a la luz en lugar de dejar la lámina en la cámara hasta que apareciera la imagen, la sacó y calentó con vapores de mercurio, pronto apareció una imagen aunque lucía como una imagen añeja, sin embargo este descubrimiento fue importante y cambiaría el curso de la fotografía.
Daguerre, supongo que por carecer de un método y no tener la formación de científico, no dejó registro de cómo obtuvo la imagen. Al entrarse del descubrimiento de Daguerre, Isidoro Niepce viajó a París y firmó un nuevo contrato, invirtiendo los nombres: primero el del parisino, luego el de Niepce, “Daguerre y Niepce”. De esta manera Daguerre obtiene todas las notas y libros con los registros de los descubrimientos de su antiguo socio; los valiosos escritos y apuntes le permitieron a Daguerre, que era un artista y no un científico, proseguir y lograr con éxito el invento de la fotografía. 
Después de dos años de intenso trabajo, en 1837 se recluyó en su laboratorio. Decidido a fijar la imagen, abandonó familia y negocios, y después de probar químico tras químico sobre sus placas, Daguerre encontró la manera de poder fijar la imagen sin que se desvaneciera. La solución la encontró vertiendo a la placa un baño de agua salina, la cual detenía la reacción química en la fotografía, a este descubrimiento lo nombró Daguerrotipo. Daguerre anunció triunfante el reciente hallazgo a su socio Isidoro Niepce, y éste firmó un nuevo contrato aceptando todos los términos y condiciones de Daguerre con la intención de obtener algo de dinero, si es que se lograse obtener con el Daguerrotipo.

Daguerre con su típico estilo teatrero anunció públicamente el descubrimiento de la imagen sobre la placa de cobre, pero había un problema que aún no podía resolver, una vez que lograba la imagen ésta se desvanecía.
Daguerre llevó su descubrimiento a la Academia Francesa de Ciencias; en agosto de 1839 los miembros de la academia anunciaron con gran fanfarria el proceso de Daguerre, el cual se volvió público. El Gobierno Francés otorgó siete mil francos a Daguerre y cinco mil francos a Isidoro Niepce

Daguerre y otros empresarios franceses inéditamente empezaron a fabricar cámaras y redactaron manuales que se tradujeron a decenas de lenguas, donde explicaban paso a paso la obtención de Daguerrotipos. En poco tiempo se pusieron a la venta todo tipo de materiales para hacerlos.
Lo más probable es que la fotografía no hubiera podido ser inventada, tanto sin las  aportaciones de Nicéforo Niepce, quien inició los primeros experimentos, como sin el trabajo de Louis Daguerre que concluyó con la fijación de la imagen.

El 7 de enero, la Academia de Ciencias de Francia anuncia el proceso del Daguerrotipo. El Gobierno Francés apoya económicamente a Louis Daguerre y con un despliegue mediático se da a conocer al mundo el proceso para la obtención de fotografías sobre una superficie de plata; esta placa estaba pulida como un espejo, sin embargo, también utilizó placas de cobre plateado, que resultaban más baratas.

Los daguerrotipos se empiezan a usar entre la burguesía surgida de la Revolución Industrial. La obtención de estas fotografías era sumamente costosa y sólo unos cuantos podían acceder a ellas. El 19 de agosto de 1839, el Gobierno Francés declara que la invención es un regalo gratuito a los habitantes del mundo.


Joseph Nicéphore Niépce
(1765 - 1833)



Louis-Jacques-Mandé Daguerre,
(1787 – 1851)  

Paralelamente al tiempo de los casi logrados descubrimientos de Daguerre, al otro lado del canal de la Mancha, en Inglaterra, un hombre trabajaba en la misma idea, Henry Fox Talbot. En 1832, durante su luna de miel en el lago Como en el norte de Italia, Talbot había hecho algunos dibujos con el apoyo de la cámara obscura y la cámara lúcida, dispositivo óptico usado por artistas como ayuda para dibujar, estos dibujos hechos por él resultaron un desastre y se convenció que tenía que hallar la forma de poder perpetuarlos en papel sin la necesidad de dibujarlos. Talbot no conocía los trabajos de Niepce ni de Daguerre. Él comenzó a trabajar con cámaras de madera pequeñas, y sus conocimientos en química y optometría le permitieron saber que las sales de plata eran sensibles a la luz. Esto dio pie para trabajar intensamente y lograr un descubrimiento que consiste en la aplicación de una solución de plata sobre un papel, luego lo cubrió con nitrato de plata y sobre éste puso unas hojas vegetales, después las cubrió con un vidrio y lo expuso a la luz solar. Talbot pudo lograr inmediatamente una imagen reversible, a la que llamó claro obscuro, y emocionado se dijo: “descubrí cómo fijar una sombra”. En el año de 1835 tuvo un avance importante, el claro obscuro o imagen en negativo que obtenía en su cámara a la exposición a la luz, lo puso sobre otro papel tratado con los mismos químicos y obtuvo una copia. Para Talbot resultó un grabado o un positivo. La primera obtención fue una ventana del monasterio de Lacock. Talbot abandonó sus descubrimientos por varios años y al enterarse en 1839 que Louis Daguerre había logrado en París obtener el descubrimiento, se apresuró y reinició las investigaciones en la obtención de imágenes.


William Henry Fox Talbot  
(1800 -  1877)